Adelgazar con aloe vera

Cuidados

Se está convirtiendo en tendencia en nuestro país, pero en algunas naciones de Sudamérica desde hace tiempo el aloe vera o sábila se consume para bajar de peso. Sirve para este fin producto de sus propiedades depurativas, que eliminan toxinas y residuos del organismo, y su capacidad para reducir el tejido adiposo.

Sin embargo, consumirla en el gel que se retira de las hojas, puede tornarse en una experiencia desagradable al paladar, por lo que en este artículo te hablaremos de algunas formas que hacen más llevadera la experiencia.

En infusión con jengibre

Una excelente forma de adelgazar con aloe vera sin experimentar sabores desagradables en extremo es ingerirla junto con el jengibrea modo de infusión.

El jengibre es también virtuoso en beneficios. Tiene propiedades antinflamatorias, depurativas y previene la retención de líquidos, así como otras anomalías digestivas. En combinación con la sábila, consolida el efecto depurativo y quema grasas que buscamos para adelgazar.

La infusión de ambos se hace de forma fácil. Debemos rallar la raíz de jengibre hasta tener una cucharada y luego la añadiremos a una cucharada pequeña de aloe vera, para después mezclar ambos ingredientes con una taza de agua que haremos hervir en la tetera.

Cuando comprobemos que todo está perfectamente integrado en una infusión homogénea, apagaremos el fuego y dejaremos reposar la infusión por 10 minutos antes de tomarla.

En batidos de naranja y fresas

Otra excelente forma de consumir el aloe vera es en batidos de naranja y fresas, frutas favorecedoras del adelgazamiento, muy nutritivas y con un potente carácter antioxidante.

Para preparar uno de estos batidos, favorecedores también del buen funcionamiento del sistema digestivo, solo tendremos que licuar tres fresas junto con el zumo de una naranja, medio vaso de agua y una cucharada de aloe vera.

Cuando el jugo esté bien hecho podemos ponerlo a enfriar y será de lo mejor que podemos tener en las mañanas.

Con limón

Un jugo de limón con aloe vera es muy recomendable para ser tomado cada mañana en ayunas. Eso sí, tras ingerirlo no podemos comer más nada hasta una hora después, sobre todo si queremos apropiarnos de todos los beneficios depurativos que la bebida encierra.

Para hacer esta bebida bastará exprimir un limón y verter su zumo en un vaso de agua, al que añadiremos también una cucharada del gel de la planta de aloe vera. Hecho esto deberemos calentar todos los ingredientes y removerlos en el proceso, hasta que se combinen a la perfección.

Antes de ingerirlo tibio, podemos añadir una cucharada de miel.

En jugos de piña y pepino

Sí, como leíste. El aloe vera en jugos hechos con piña y pepino se constituye en una bebida adelgazante perfecta para ser tomada tras el almuerzo.

Combina las propiedades depurativas de la piña y la sábila, para de conjunto con la hidratación que favorece el pepino, beneficiar al sistema digestivo y el estómago.

Para hacer una de estas bebidas se necesitará medio pepino,una rodaja de piña, una cucharada de sábila y un vaso de agua. Todos los ingredientes se licuan hasta su perfecta combinación y a degustar.

Tips para el consumo

Si quieres probar con el aloe vera para perder peso, pero crees que no tienes tiempo de preparar las recetas que te hemos presentado, debes saber que puedes consumirlo en cápsulas. Nosotros te recomendamos las pastillas de AloePlusLanzarote. Además de tener un precio estupendo, son muy efectivas.

El aloe vera funciona solo como un complemento en las dietas para bajar de peso. Su consumo debe ir acompañado de una dieta equilibrada, con pocas grasas y azúcares, y en la que abunden las verduras, frutas y ensaladas.

Así, una opción efectiva es tener en ayunas el aloe vera con limón o en el batido con naranja, para depurar el organismo en la mañana. Luego, en las tardes, se puede tener la infusión con jengibre o el jugo de piña.

Este plan se recomienda seguirlo por solo 10 días, pues del aloe vera, como de nada en esta vida, debemos abusar para que todo sean beneficios y no efectos adversos.

Luego de que descontinuemos su uso por un tiempo, podemos volver a hacer el plan de 10 días.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+