La conservación de los ramos de flores

Cuidados

Cada flor es diferente en cuanto a su cuidado y mantenimiento.

En esta sección hemos intentado recopilar algunos trucos y consejos generales que te vendrán bien a la hora de mantener la belleza de tus flores por más tiempo.

  1. Si vas a comprar flores, intenta hacerlo a primera hora de la mañana, rechazando las que estén al sol o las que tengan varios días.
  2. Al llegar a casa, déjalas un par de horas con los tallos sumergidos totalmente en agua para que se recuperen del traslado.
  3. Arranca todas las hojas que vayan a quedar sumergidas en el agua.
  4. Selecciona un florero muy limpio. Por ejemplo, los que son de plata tienen un efecto antibacteriano y conservan las flores frescas durante más tiempo.
  5. No toques demasiado las flores, se estropearán antes.
  6. Evita que les dé el sol directo de las ventanas, no las dejes donde haya corrientes de aire, ni temperaturas muy altas.
  7. Si por las noches las sacas al balcón o a la ventana (siempre que no haga mucho frío, claro) durarán más tiempo.
  8. Si utilizas conservantes, puedes duplicar la vida de tus flores, siempre que lo hagas adecuadamente y en las cantidades justas. Con estos productos se eliminan las bacterias con lo que se evita tener que cambiar el agua del jarrón a diario.
  9. Si no usas conservantes, cambia diariamente toda el agua del jarrón y recorta también un poco los tallos cada día.
  10. El truco de la aspirina es efectivo, pero resulta más caro que los conservantes.
  11. Echar un par de gotas de lejía al jarrón sirve para desinfectar, así como verter un chorrito de vinagre blanco.
  12. Otros trucos consisten en añadir unas gotitas de ginebra, usar limonada en lugar de agua o depositar una moneda de cobre. El truco de echar azúcar no está bien considerado porque obtura los conductos del tallo.
Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+