Cómo aplicar el método científico en el cuidado de plantas

Cuidados

El cuidado de las plantas es algo que preocupa a todo el mundo o al menos a casi todo el mundo. Seguro que alguna vez has salido al balcón o la jardín y te has dado cuenta de que tus plantas tenían pequeñas manchitas y las mismas eran producidas por algún tipo de bicho o infección que estaba provocando que tus plantas no estuviesen realmente bonitas.

Cuando ves este tipo de problema, lo primero que haces es conocer el problema, con el fin de más tarde observarlo con el fin de sacar una conclusión. Si todo va bien, sacarás una hipótesis que te hará comprar un producto químico para luchar contra el problema, a lo cual en el medio científico se le llama experimento. Este experimento lo llevas a cabo con el objetivo de que tu planta sane, a lo cual se le llama predicción, ya que no es nada seguro, sino que es algo que se espera que suceda una vez realizado el tratamiento. Con suerte, todo irá bien y por ello podrás conseguir una conclusión sobre el problema que previamente tenías.

Con el objetivo de que puedas entenderlo un poco mejor, vamos a exponer los diferentes pasos del método científico.

Algunas ideas del método científico

Gracias a este método las personas y los científicos pueden dar solución a una pregunta de manera adecuada. Es decir, a través de este método se consigue un método de trabajo adecuado, ordenado y secuencial. Gracias a estos pasos ordenados el investigador se puede dar mejor respuesta a un hecho, lo que hace que el trabajo sea más sencillo.

A la hora de realizar esta investigación la misma debe dividirse en los siguientes pasos, tal y como nos explican aquí.

Para comenzar el método científico, siempre se debe comenzar desde la parte de la observación. La observación siempre nos hace preguntarnos cosas con el objetivo de poder presentar una hipótesis del porque sucede lo que estamos contemplando. A continuación para demostrar esa hipótesis el científico debe pasar por el proceso de experimentación para comprobar que la hipótesis es realmente válida y no contiene ningún tipo de error.

Una vez que el experimento haya concluido, el científico podrá comprobar si su hipótesis era la acertada o en cambio tenía algún tipo de error. En el caso de que todo sea acertado, entonces se puede sacar una conclusión. Eso sí, hay que tener en cuenta que la experimentación no se puede incluir en todas las ramas de la ciencia. Por ejemplo, en el caso de las ciencias sociales o de la sociología este paso no es aplicable.

No hay que olvidar que cuando se ha sacado la conclusión, esa investigación debe ser validada para lo cual se tendrán que comunicar los resultados para ser corroborados, algo muy habitual entre los científicos.

Más información

Hay que tener en cuenta que la ciencia intenta demostrar de manera lógica el porque de las cosas que suceden dentro del universo. Para realizar esta explicación, la ciencia no se basa en teorías, sino que se basa en el proceso de avance y evolución con el objetivo de conseguir obtener un conocimiento válido que permita seguir investigando desde una base sólida y comprobada. Realmente la ciencia nació por nuestro afán de curiosidad por conocer el porque de las cosas que nos rodean.

Hay que tener en cuenta que en el centro de la ciencia podemos encontrar la investigación. La misma consiste en la búsqueda de información para más tarde explicarla. Lo importante es tener claro que la ciencia solo puede evolucionar y avanzar a través de la investigación científica para lo cual es necesario hacerse preguntas.

La investigación científica siempre se basa en suposiciones que tienen como base principios científicos. Una de las bases que nos ayudan a investigar es la casualidad natural de las cosas, mientras que otra base es la de la ley natural uniforme en el tiempo y en el espacio. Dentro de la ciencia de la biología podemos destacar la ciencia del descubrimiento y la ciencia que se basa en la hipótesis. En muchas ocasiones, las preguntas combinarán estos dos apartados.

Si nos centramos en la ciencia descriptiva, podemos ver como la misma describe las diferentes estructuras y procesos naturales con la mayor exactitud posible. Para conseguirlo es muy importante el apartado de la observación y el análisis de los datos. Gracias a la ciencia descriptiva se pueden conseguir conclusiones a través de la lógica de la inducción. Es decir, para conseguir una conclusión, es muy importante la observación a través de la investigación para conseguir comprobar que la hipótesis es real o no.

Debes tener en cuenta que en ciencia la hipótesis es una posible respuesta a una pregunta que está lista para ser verificada. En este caso, las predicciones de la hipótesis deben ser puestas a prueba para poder comprobar si la misma es verdadera. Para poder hablar de una buena hipótesis, la misma debe ser comprobable y refutable. Sin estas dos cosas la hipótesis no podrá ser real dentro del mundo científico.

No hay que olvidar que no se puede sacar una conclusión con un solo experimento. Para ello es importante que los resultados sean comprobables por otros científicos en cualquier ocasión. Si el resultado no se puede volver a reproducción entonces la conclusión no será tomada como válida.

Y para que una hipótesis pueda adquirir un grado importante de credibilidad es necesario que pueda refutarse sin problemas a la vez que las diferentes hipótesis alternativas deberán ir perdiendo credibilidad.

Comparte en tus redes sociales:Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+